16 Sep

Periódicos

No hay comentarios Oscar Figueredo Medios, Número 4

En qué trabaja tu mamá, le preguntó una niña de unos seis años a la mía, dos menor. Es periodista, se apuró en decir quien escoltaba a mi pequeña. ¿Y qué lleva a la casa entonces, periódicos? Sí, periódicos.
Su mamá, siguió muy orgullosa, era lavandera. Y llevaba a la casa jabón y detergente. Mi mamá lava y mi papá cuenta lo que ella trae y vende, detallaba para, al momento, volver a la inocencia de los juegos infantiles.

11 Feb

Las bodas

No hay comentarios Magazine Cuba Número 3, Sociedad

Una amiga mía se casó recientemente. El afortunado fue otro amigo mío. Ese día los vi alegres, felices, enamorados… incluso, como dijera mi amiga Yanet: «lo dieron todo» en la pista de baile. Allí estábamos familiares, amigos, el piquete multidisciplinar más volao que hay sobre esta tierra y los representantes del barrio más distinguido que hay en esta capital, después del Mambí en Guanabacoa: Alturas de la Lisa.

11 Feb

Nombre propio…

No hay comentarios Magazine Cuba Número 3, Sociedad

Leydi. Me llamo Leydi. Y seguido aclaro que esto no es un nombre, ¿pero qué le voy a hacer? Así quiso mi madre… De niña llegaba a casa –luego de alguna larga sesión de clases de primaria- a reclamar, casi a llanto puro: “¿Por qué Leydi, mamá?” “¿Por qué?”

31 Jul

Posiciones genéricas

1 comentario Magazine Cuba Número 1, Sociedad

Como el sexo sin saliva, sin sudor, como el sexo que nunca provoca una lágrima. Como la coka cola dietética. Como el cigarro electrónico. Como la mirada que no se cuela por ninguna parte. Como la lengua que nunca ha redondeado otra lengua, otros extremos de desnudez, de humedades. Así, de insípida, es la crítica genérica. Se critican los supuestos, los vividos, como a kilómetros de distancia.

20 Abr

Editorial 0

No hay comentarios Magazine Cuba Medios, Número 0

No existe una sola verdad; cada uno de nosotros tiene sus propias razones. Como tampoco Cuba es unánime y homogénea. Entendemos la realidad a partir de nuestras experiencias de vida. Nos debatimos constantemente entre el instinto animal de la individualidad y la voluntad social de agruparnos. Somos una mezcla de: