10 Feb

Hambre de ti

No hay comentarios Magazine Cuba Entretenimiento, Número 3

Tengo hambre de besos, de canciones, de historias
De esas horas valientes que desafían al tiempo
De espíritus con magia, y azúcares de glorias
Endulzando mi cuerpo sin perder un momento.

10 Feb

Magic Mike… XXL

No hay comentarios Magazine Cuba Número 3, Sociedad

Olvídense de la trama… si me preguntan de qué iba la película, les diré que de un grupo de tipos buenísimos que se movían espectacularmente. Porque eso sí, ¡qué manera de moverse la de esos hombres! ¡Qué ganas de meterme a la pantalla y lavar mi ropa interior en esos abdominales!

21 Sep

Besos

No hay comentarios Magazine Cuba Número 2

Por: René Camilo García Rivera Besa mucho. Y con pasión. Donde todos vean. Besa siempre como si fuera la última vez, o como si te marcharas a la guerra, o como el día antes de entrar a la cárcel, o al manicomio, o al cementerio. Los malos besos no debieran

21 Sep

Travesuras de Dios

No hay comentarios Magazine Cuba Cultura, Número 2

Por: Rafael Cruz A ese hombre le han puesto la felicidad muchas veces…tras la vidriera A este otro lo enseñaron a ser invisible y así se quedó, tanto que ni siquiera se puede rasurar en los límites reducidos del espejo. Ese se cruzó con la chica de sus sueños, a

21 Sep

Gentes

No hay comentarios Magazine Cuba Número 2

Por: Lis García Gente que sonríe. Gente que camina. Gente que juega. Gente que canta. Gente que sufre. Gente que lucha. Gente que sueña. Gente que pesca. Gente que navega. Gente que piensa. Gente que descansa. Gente que bebe. Gente que se hunde. Gente que pinta. Gente que conmueve. Gente

21 Sep

Expedientes XXXXX

No hay comentarios Magazine Cuba Entretenimiento, Número 2, Sociedad

Por: Luis Mario Rodríguez Suñol A “X” le conocen cada municipio de su cuerpo, cada elevación, cada curva “peligrosa”. En una carpetica xxxxx aparece su moral dividida en sílabas, sin tela y sin juicio. Decidió posar a lo playboy, para que su novio guardara en su Iphone el más íntimo de los secretos.

21 Sep

Para que sigas siendo heterosexual

Por: Francisco Rodríguez Cruz Ser un hombre heterosexual es bonito, ya lo creo que sí. No tienes que dar explicaciones de tu vida privada a la familia ni confesarle nunca a nadie con temor o solemnidad: “el problema es que a mí me gustan las mujeres”. Puedes tocarle las nalgas